Locura final para repartir los billetes a Gamergy

 Oscar Tejedor,

Desde el 4 de febrero del presente año ya se sabía que solo cuatro de los diez equipos que iniciaban la Superliga Orange tendrían hueco en la gran fiesta de los deportes electrónicos. Vodafone Giants ya confirmó presencia una semana atrás y desde entonces no ha hecho más que seguir consolidándose como gran favorito, pero tres billetes más estaban por repartir y la doble jornada lo hizo a su particular manera.

Entre barajas off-meta y la máxima tensión del año, se fueron sacando los nombres de los equipos que estarán el próximo 23 de junio en el Orange Stadium de Gamergy. El sábado se conocieron los de Team Queso y ASUS ROG Army, que dejaba un más decisivo duelo entre NeverBack Gaming y Valencia CF eSports para el domingo, encuentro del que saldría el cuarto y último club en disputar la fase final ante las miradas de toda la comunidad.

 

Valencia CF eSports, último boleto en salir

Cinco meses de duro trabajo se resumían en una sola hora sobre la arena, tal como indicaba el manager de NeverBack Gaming Álvaro Churches, pero el choque terminó cayendo del lado del equipo de Borja KaoK. Superiores se mostraron Juan "JuanxX" Serraller, Fernando "Ferchu" Alcázar y Fernando "Fernando725" Pintado y no dieron demasiadas opciones a Yassine "Fei" El Morabet y Alessio "Guanek" Grancagnol. Si bien el equipo alado empezó adelantándose con el primer set, desde que el staff valencianista baneó el Trío de Mosqueteras solo una partida fueron capaces de sumar.

Un encuentro para el recuerdo dejaron los dos equipos revelación del curso, sobre todo por la gran tensión que podía entreverse tras cada posicionamiento de carta y decisión in-game. Pero los murciélagos sacaron su mejor versión para quitarse de en medio a un rival tan peligroso como impredecible. Como ya se venía avisando en los últimos meses, si Team Queso se metía en el TOP4 uno de los conjuntos debía dejarle hueco, y terminó siendo NeverBack Gaming.

 

ASUS ROG Army y Team Queso, de la mano a Madrid

Si bien el domingo estuvo centrado en el gran duelo, el sábado les tocó a ASUS ROG Army y Team Queso hacer sus deberes. Ambos ganaron sus respectivos partidos en el quinto set y certificaron su clasificación matemática para la siguiente ronda de la Superliga Orange. No obstante, los quesitos todavía no han visto terminada su fase regular, ya que deberán disputarse un Bo3 contra el Valencia por el seeding.

Cabe destacar que, sea cual sea el resultado de este partido de desempate, la armada evitará sí o sí a Vodafone Giants en semifinales. Las posiciones que ahora mismo bailan en la tabla son la segunda y la cuarta. Si Team Queso gana ese mini-partido del próximo domingo 10, se asegurará coronarse como el tercer mejor equipo del año, mientras que si pierde deberá vérselas contra los gigantes.


 

Mazos off-meta como fin de fiesta

Una de las consecuencias de una temporada tan larga es que terminan habiendo partidos ciertamente intrascendentes y los equipos los encararon de diferentes modos. Mientras que Movistar Riders abogó por el despiporre y el descubrimiento, otros como PENGUINS ofrecieron diferentes caras. Pero la innovación en decks no trajo precisamente malos resultados; los jinetes cerraron ambos encuentros con victoria mediante un comportamiento ejemplarmente profesional desde el inicio de las partidas.

A la fiesta de los considerados mazos troll se unieron KIYF y Team Heretics en la jornada de cierre, con unos Jorge "Karnage" Bailón e Iliass "ShiR" El Morabet como grandes protagonistas. Ambos equipos terminaron sucumbiendo en sus encuentros, cerrando también sendas temporadas decepcionantes para sus intereses, sobre todo en clubes de tal reconocimiento nacional. El próximo paso de los ninjas será esa fase de promoción, en la que intentarán salvar la plaza contra rivales como PENGUINS, Arena Quesito y MAD Lions.