La inestabilidad nos brinda un cuádruple empate en la cabeza de la Superliga

 Adrián Romero,

Primera jornada de la superweek de League of Legends. Ya sabíamos que la volatilidad estaba muy presente en los equipos a estas alturas de la temporada, pero esta jornada 3 no ha hecho más que acentuar este diagnóstico.

Los resultados, en cierto modo, son lo de menos. La mayoría de los ocho mapas disputados entre lunes y martes presentó una cantidad ingente de acción en la que el dominio resultó tremendamente difuso. Solo la caída del nexo frenó el caos. Por tanto, la tónica general está muy clara: los equipos tienen mucho trabajo por delante.

 

eMonkeyz sorprende a unos Giants confiados 

Preveíamos una serie rápida en el eMonkeyz Club - Vodafone Giants que abrió la superweek. La pobre imagen mostrada por los monos en la jornada anterior no invitaba a confiar en un resultado que no fuese una arrolladora victoria de los gigantes. Sin embargo, esto no fue así. Joosep "Monk" Kivilaan apostó por su pick sorpresa: Lucian. Este inusual tirador, combinado con el Braum de Jakub "Tarky" Vañkát, permitió a eMonkeyz resistir en las primeras etapas de la partida. Pero su composición, enfocada a infligir daño principalmente sobre un único objetivo, se quedó por detrás cuando Giants se juntó. Buena parte de culpa tuvo Patryk "Mystiques" Piörkowski (Rakan), que con sus iniciaciones facilitó enormemente el trabajo a su equipo para sumar el 1-0.

En el segundo mapa se confirmaron las ligeras sospechas que habían aparecido en el primero. Giants sacrificó su early game con la composición que planteó para esta partida. Y los monos buscaron castigarlo al máximo, con éxito esta vez. Quizá Iván "Razork" Martín y compañía se confiaron en exceso en esta partida, pero lo cierto es que eMonkeyz ejecutó unos primeros 20 minutos muy convincentes que bastaron para que Giants no pudiera zafarse del control simio. David "DahVys" Casco (Xin Zhao) y Pawel "Czekolad" Szczepanik (Syndra) acumularon varias kills y su daño fue insano sobre unos gigantes venidos a menos. Los de Aliaksei "SharkZ" Taranda siguen sin implementar ese juego con el que encandilaron a muchos en la segunda vuelta de invierno.

 

Army y Riders empatan en el encuentro más trepidante de la temporada

La tarde del lunes nos tenía reservado un gran partido entre Movistar Riders y ASUS ROG Army, dos claros contendientes por los playoffs de la Superliga Orange. Igualdad muy tensa entre ambos en el primer mapa. Jugadores como Kadircan "Kadir" Mumcuoglu, Olivier "Prime" Payet o Jakub "Cinkrof" Rokicki brillaron en el early game y mantuvieron la emoción para ambos bandos. La partida parecía decantarse en una equivocada iniciación de los soldados en la que Jesper "Jeskla" Klarin se lució con Kai'Sa. Pero Riders volvió a titubear cuando el dominio era suyo. Primero, errores de posicionamiento del propio tirador sueco, que, nuevamente, sufrió complicaciones a la hora de mantener las distancias. Segundo, fallos grupales que terminaron de condenar a los jinetes. Army se combinó mejor en el momento preciso y, con apenas cinco minutos de margen, ya había derribado el nexo rival. Riders todavía ganaba en el marcador de oro.

Oh, Pau "PochiPoom" Prada. Algunos echaban de menos sus heterodoxas composiciones con las que consiguió éxitos en KIYF. Pues bien, el entrenador catalán está de vuelta. Army saltó a la Grieta con una táctica nacida en la SoloQ china: Maestro Yi jungla, que llevaría Kadir, y un sacrificado Taric medio para Luka "Lukezy" Trumbić, que se convirtió en un support más. Todo se basaba, pues, en el daño del jungla turcoholandés y el apoyo de sus compañeros. Esto funcionó, de hecho, e incluso antes de lo esperado con una triple kill temprana para Kadir. Pero Army falló en las batallas grupales, mientras que Riders supo deshacerse a la perfección de ese incómodo Yi. Gracias a los escudos de Jørgen "Hatrixx" Elgåen (Karma), el empujón de Gustav "Xyraz" Blomkvist (Singed) y la pasiva de Johan "Klaj" Olsson (Braum), Kadir fue incapaz de acabar con un Jeskla que derretía a los soldados. No funcionó, pues, la arriesgada estrategia de Army, pero nos ofreció el partido con más expectación de lo que llevamos de temporada.

 

Jolgorio en el iglú para derribar a los ninjas

Tras este empate entre dos de sus rivales directos, KIYF estaba obligado a ganar a PENGUINS para distanciarse todo lo posible de ellos. Su plan para la primera partida: abusar en fase de líneas. Para ello, Frank "Aesthetic" Norqvist volvió a colocarse a los mandos de un agresivo campeón como Nidalee. Pero los pingüinos, desinhibidos a partir del minuto 20, buscaron el asedio sobre la calle inferior por medio de las rotaciones de Bartosz "Ippon" Dzikowski y Ernesto "Siler" Castañeda. Gracias a ello, Javier "JaVaaa" Martínez se hizo con cinco valiosas kills. Un robo de Nashor de Aesthetic prolongó las esperanzas de KIYF, que convirtió la partida en una frenética sucesión de batallas con las que estuvo muy cerca de remontar. Por desgracia para la escuadra ninja, Siler consiguió aturdir a Matyáš "Carzzy" Orságen el momento oportuno y PENGUINS retomó las riendas de la partida para no volver a soltarlas. Sensacional JaVaaa (16/2/11).

Cariz aún más festivo adoptó la segunda partida. PENGUINS, cómodos en el caos, volvieron a superar a KIYF apostando por esta táctica. Parece que los ninjas necesitan jugar con el control de la partida para poder prosperar. Sin él, los de Rafael "Dinep​" Nunes no pudieron soportan la incongruencia que predominó en la serie. La fuerza bruta de los pingüinos, con tres dragones infernales, acabó con un KIYF que pierde fuelle conforme las jornadas avanzan. Merece la pena destacar esta vez la actuación de la dupla polaca de PENGUINS, Piotr "Glebo" Dabrowski e Ippon, junto a un Hendrik "Karakal Jr" Méndez que sigue intratable esta temporada.

 

Las dos caras de MAD Lions en su victoria contra un Dragons menos aletargado

MAD Lions E.C. y DRAGONS E.C. saltaron a los platós de LVP para disputar el último partido de la jornada desde el Cara a Cara. Los dragones, nuevamente sin Nicolás "Nixerino" Colocho, no partían con demasiadas esperanzas, aunque los vigentes campeones de la Superliga Orange tampoco habían firmado su mejor inicio de temporada. En cualquier caso, parece que los leones están de vuelta. Con su habitual superioridad estratégica, MAD Lions cumplió con los mandamientos para ganar una partida sin apenas cometer errores. Seriedad absoluta por parte de los de Alvar "Araneae" Martín.

Pero esta imagen de los leones se difuminó en el segundo mapa, donde Dragons parecía haber despertado. Gracias a un Toni "Sacre" Sabalic (Kennen) en su mejor versión, Dragons buscó combinarse de forma reiterada para acosar, sobre todo, a Tim "Nemesis" Lipovsek. Sin embargo, los de Carlos "Aagie​" Carpio echaron a perder su ventaja cuando el factor Nashor apareció en la partida. Sander "Barcode" Laidre sacó el coraje de los dragones con una gran defensa de la base. Pero un error del propio tirador estonio condenó a Dragons. Barcode fue volatilizado en menos de un segundo y MAD Lions se apuntó una victoria que, desde luego, no mereció tanto como la anterior. 

En cualquier caso, los leones se suman al cuádruple empate que actualmente luce en la cabeza de la clasificación. Los cuatro equipos que comparten a día de hoy la primera posición, Vodafone Giants, Movistar Riders, MAD Lions E.C. y PENGUINS, han mostrado tanto luces como sombras. En diferentes proporciones, eso sí. Esto permite que los otros cuatro equipos no se sientan todavía demasiado presionados por haberse dejado puntos en el camino. No obstante, todo podría cambiar en la cuarta jornada, que comienza esta misma tarde a partir de las 19.30h.