Movistar Riders y MAD Lions E.C. danzan sobre el caos del metagame

 Adrián Romero,

Decíamos antes de esta jornada 5 que la regularidad volvía a instaurarse en la Superliga Orange, pero, ciertamente, esta solo ha hecho acto de presencia en el horario. Y esto no se debe únicamente a los resultados que se han producido, pues en cierto modo pueden resultar hasta racionales, sino por cómo se han desarrollado las ocho partidas disputadas.

Actualmente, League of Legends está experimentando su segunda juventud con el parche 8.11. Ni siquiera en las pretemporadas de los últimos años se habían vivido tantos cambios en el estilo de juego, y las opiniones con respecto a ello están muy enfrentadas. Si nos ceñimos al espectáculo, resulta difícil negar que la Superliga Orange se ha visto muy beneficiada por estos cambios. Numerosos cánones han quedado destruidos, y ahora toca buscar unos nuevos entre una marabunta de composiciones que rompen con la lógica que se nos había enseñado durante las últimas temporadas del juego de Riot Games.

 

Primer punto que sabe a poco para Dragons E.C.

La jornada comenzó de menos a más en cuanto a innovación. El intenso PENGUINS - DRAGONS E.C., en el que todo podía pasar, no anticipó realmente lo que estaba por venir, pero nos dejó algunos retazos. Pese a que Daniyal "Sertuss" Gamani concedió la Primera Sangre de manera demasiado temprana, Toni "Sacre" Sabalic estaba dominando a Piotr "Glebo" Dabrowski en la calle superior. Pero, como ya ha ocurrido en más de una ocasión, la labor del top laner croata no fue suficiente. Ippon y Ernesto "Siler" Castañeda guiaron a unos pingüinos que solo necesitaron una teamfight completa para condenar a sus rivales. 

Dragons ya era consciente de que, como mucho, podrían rescatar un punto de una serie en la que podían haber sacado algo más. Sin embargo, no por ello se dieron por vencido. Los dragones firmaron su mejor early game de la temporada gracias, especialmente, al acierto de Sertuss y la presencia de Miguel "Hero" Fernández a lo largo de todo el mapa. Tal fue la diferencia entre los dos equipos que Dragons ya amenazaba con derribar el inhibidor de PENGUINS en 17 minutos. Y solo siete más tardó en destruir el nexo. Primera gran partida de Sander "Barcode" Laidre (9/0/3 con Lucian).

 

Esperado empate en el frenético Army - KIYF

Aunque a Pau "PochiPoom" Prada no le dio excesivas alegrías su primera probatina con el combo de Taric medio y Maestro Yi, ASUS ROG Army volvió a apostar por esta peculiar combinación. Esta vez tampoco funcionó, y la progresión a lo largo de la partida fue similar. Kadircan "Kadir" Mumcuoglu se fue haciendo peligrosamente más fuerte, y la escasez de recursos con los que contaba KIYF para defenderse les causó estragos en los primeros compases del mapa. Sin embargo, a pesar de su sustancial ventaja, Army no conseguía sacar excesivo provecho de su incesante búsqueda de acción. A posteriori, la composición ninja era más fuerte, pues ostentaba varios frentes de agresión que, combinándose, resultaban más eficientes que el daño individual de Yi. Especial mención merece el Swain de Andrei "Orome" Popa, con una magistral actuación en las peleas grupales (7/0/12, con 100% de participación). El rumano fue uno de los principales culpables de la remontada de KIYF.

De una estrategia fallida a otra tremendamente efectiva. Army decidió invertir el papel de protagonista, y esta vez sería Luka "Lukezy" Trumbic quien farmearía por doble partida con Karthus. El mid laner, con Aplastar, se hinchó gracias a todos los campamentos que Kadir (Nunu) le cedió mientras le acompañaba por la Grieta. El croata, potenciado por la W del propio Nunu, optó por una construcción de ítems muy orientada al daño temprano. Y tan temprano. Poco más de 20 minutos resistió el nexo de KIYF en lo que fue un recital por parte de los soldados, que siguen acusando una gran inestabilidad, idéntico síntoma que el de los ninjas. Este resultado era, inevitablemente, el más lógico de las quinielas.

 

MAD Lions E.C.: Nuevo estilo, mismo resultado

Fácil, sobre el papel, era la misión de MAD Lions E.C. esta semana. Y fácil fue. Bien es cierto que eMonkeyz Club llegaba cargado de moral tras su primera victoria en la Superliga Orange, pero la diferencia de nivel entre ambos equipos permaneció intacta en este partido. Taric volvió a aparecer en la mid lane para Tim "Nemesis" Lipoksek, y los leones jugarían en torno a la Kai'Sa jungla de Oskar "SelfMade​" Boderek. Mismo planteamiento que en el caso de Maestro Yi: el jungler disponía de una fuente doble de farmeo para crecer mucho más rápido que el resto de rivales. Lógicamente, el polaco arrasó gracias a la infinidad de recursos que se encontraban a su disposición (10/0/4). Menos de 25 minutos lograron resistir los monos.

Turno para Yi. Turno para eMonkeyz de demostrar cuán bien eran capaces de ejecutar esta estrategia. Para ello, enviaron a Jakub "Tarky" Vañkát a la calle central con Taric, Joosep "Monk" Kivilaan pasó al rol de support con Rakan, y Pawel "Czekolad" Szczepanik jugó a Ryze, un campeón típico para él, pero en la calle inferior. Sin embargo, Alvar "Araneae" Martín tenía varias respuestas preparadas para este peculiar plan de eMonkeyz: Jax para Selfmade, Lulu para Nemesis, Varus para Juš "Crownshot" Marušič y Fiddlesticks para Jesús "Falco" Pérez. Todo perfectamente pensado para frenar al Maestro Yi de David "DahVys" Casco. Y vaya si funcionó. Pocas oportunidades tuvo el jungla de los monos para lucirse en este partido, que tampoco superó los 25 minutos de duración.

 

Movistar Riders, premio a la adaptación 

Menos sentido -aparente- tenían los campeones que se vieron en el trepidante Cara a Cara entre Movistar Riders y Vodafone Giants. Jesper "Jeskla" Klarin se trasladó a la jungla con Kai'Sa, Jørgen "Hatrixx" Elgåen y Johan "Klaj" Olsson jugaron Irelia y Nautilus en la bot lane contra Ornn y Alistar, Gaweł "Kashtelan" Paprzycki dispuso a Braum en la calle central... En definitiva: la volatilidad del metagame, en su máximo esplendor. Con tanta rocosidad sobre la Grieta, las teamfights duraron considerablemente más; un deleite para el espectador. En cuanto a la partida en sí, Giants comenzó con seguridad, pero la Kai'Sa de Jeskla se hizo muy fuerte con el paso del tiempo. En cambio, Iván "Razork" Martín (Graves) caía demasiado pronto y los gigantes se quedaban apenas sin daño. Esto se repitió en varias ocasiones con las que Riders fue colocando la partida en su territorio. Y el primer mapa fue, finalmente, suyo.

Defintivamente, Giants no se adaptó tan bien como Riders a este refrescado League of Legends. A los jinetes les sentó muy bien destinar una gran cantidad de recursos a Jeskla, que, esta vez con Kalista, superó los 350 súbditos en menos de 25 minutos. Todos conocemos la agresividad del tirador sueco, que pudo permitirse el lujo de cometer algún que otro error de posicionamiento sin consecuencias. Riders festejó sobre la Grieta y fuera de ella, y es que en el plató de LVP pudo apreciarse la diversión de sus jugadores mientras aplasaban a Giants, que tampoco mostró demasiada preocupación tras la derrota.

La temporada es muy larga, y eso lo saben en el club malagueño. No obstante, MAD Lions y Movistar Riders pierden momentáneamente a uno de sus rivales directos por la primera posición antes de llegar la gran cita de Gamergy. Allí, Vodafone Giants deberá afrontar otra dura prueba contra los leones en el partido estelar de la jornada presencial en Madrid. Hasta entonces, el 24 de junio, la Superliga Orange reposará mientras el metagame trata de asentarse.