Team QLASH se carga las quinielas de la segunda jornada

 Eloi de Miguel,

Si alguna vez les preguntan qué es la Superliga Orange de Clash Royale y por qué algunos se empeñan en recalcar que es la de las sorpresas, muestren las dos primeras jornadas de esta tercera temporada. Para muestra un botón, y este botón tiene todos las peculiaridades que definen esta competición comprimidas en una docena de partidos. Espejismos que se diluyen casi mientras se están formando, favoritos que no logran integrarse en los puestos de cabecera de la tabla y jugadores que llegan como semidesconocidos y se marchan con un apellido -apodo en este caso- ilustre.

Es cierto que, con tan solo dos fechas transcurridas, ese prestigio nominal todavía no está cristalizado, pero algunos ya han sacado el cincel y poco a poco lo empiezan a forjar. Y con este mismo cincel, mientras tallaba su nombre en el renombre, Dilaw​ fue socavando el ánimo y las esperanzas de Vodafone Giants. La actuación del jugador de Team QLASH fue fulgurante. Una irrupción sin misericordia que, de sopetón, redimió a todo su equipo de la derrota en la primera jornada y decantó una balanza que parecía destinada a caer del lado de los 'gigantes'. Sin embargo, ni Yeray, ni xSombraa, ni Destru​ fueron capaces de frenar el avance impetuoso de su rival. Dilaw fue, con todas las letras que lo componen, el "Rey de la arena". El favorito no fue capaz de salir indemne de un choque frontal con un estado de inspiración inquebrantable.

Saltó la gran sorpresa en el partido que cerraba la tarde gracias a la lucidez de un individuo, pero esta fórmula no acabó de funcionar a lo largo de la jornada. PENGUINS quiso servirse de la inercia de Miguelje00​ para sobreponerse a Team Queso​, pero se topó con unos 'quesos' que contrarrestaron esta estrategia con una actuación coral implacable. Ganaron las cuatro partidas con cuatro jugadores distintos y cerraron el encuentro por la vía más rápida posible. Si en la primera jornada mostraron su cara más aguerrida y supieron remar en contra, en esta ocasión ofrecieron una actuación más quirúrgica y efectiva.

De esta manera, los pupilos de Juuanjooo​ cogieron el guante de Movistar Riders, que después de haberse impuesto con suficiencia en su estreno, conocieron la otra cara de la moneda. Arctic Gaming  hizo conocer a los jinetes las sensaciones aciagas de una derrota rápida pero dolorosa. Esta vez papafransi no pudo erigirse en regista del rumbo de su equipo. Parece que este jugador se ha convertido en el termómetro del conjunto. Su eficacia en la primera jornada se reflejó en el marcador global. Su descalabro en esta, también.

Con sendas derrotas, Vodafone Giants y Movistar Riders se descuelgan de los puestos nobles de la clasificación, que ahora colideran Team Queso y Team Heretics. Los herejes han empezado la campaña con ese buen pie que todos le intuían pero que nunca mostraron en las dos primeras temporadas. Las dinámicas del equipo han sufrido un giro copernicano y se vislumbra en ellas una fluidez que hasta ahora no se había visto. Todo va rodado en las filas del elenco de Quintana.

GA Esports​ fue su víctima en esta ocasión. Al contrario de lo que sucede en Heretics, en el seno del conjunto verdinegro no sonríe la suerte. Tampoco los detalles. Porque el partido se les escapó ahí, en esos pequeños pormenores que no fueron capaces de cerrar. El choque entre Hector y Toni​ ilustró esta situación. El jugador de GA filtró una Ballesta que le puso la partida muy de cara, pero finalmente se acabó girando el signo de la contienda. Rozaron la celebración con los dedos, pero se les escapó.

 

AL FILO DE LA VICTORIA

MAD Lions E.C. cierra la jornada como farolillo rojo junto a GA Esports. x6tence se hunde en el acervo de equipos que configuran el centro de la tabla. Pero podría haber sido diferente. Porque ambos equipos atisbaron el triunfo en el horizonte, cada vez más cercano, pero al final no fueron capaces de agarrarlo. Los encuentros, ante Cream eSports​ y ASUS ROG Army respectivamente, tuvieron su agónico desenlace en el tercer y definitivo set. Los leones no ganaron, pero podrían haberlo hecho. Podrían haberse adjudicado tres puntos balsámicos. Los aliens incluso tuvieron en su posesión una partida que, en caso de victoria, se traducía en guarismos para la tabla. Pero se esfumaron, tanto la oportunidad como las cifras.

Dos triunfos, los de Cream y Army, que dejan la lucha por la liga en un puño. Todavía nos encontramos en los albores de la temporada, pero la Superliga Orange sigue destilando el mismo aroma de igualdad. Team Queso y Team Heretics en la vanguardia. MAD Lions y GA Esports en la retaguardia. Pero el frente es tan corto y tan poco rígido que todo puede variar en cuestión de un momento. De un chispazo. Ya sea por inspiración individual o por genialidad coral. Victoria y derrota son cada vez dos palabras menos antonómicas. Y, recuerden, esto acaba de empezar. Así que si les preguntan qué es la Superliga Orange de Clash Royale, mejor digan qué les espera cada domingo por la tarde.