MAD Lions E.C. cierra su dinastía con la triple corona

 Adrián Romero,

Se cerró el telón. La temporada competitiva de 2018 quedó oficialmente clausurada, y un único nombre resuena entre los ecos de la gloria: MAD Lions E.C. El club madrileño ha conquistado las tres competiciones nacionales que se han disputado este año, coronándose como reyes absolutos de 2018. Su última machada, la Iberian Cup, sirve para cerrar de la mejor manera posible una etapa dorada para MAD Lions.

Fue su último partido juntos, y qué mejor manera que despedirse del público español que con un trofeo entre sus manos. Pero, aunque los cinco leones comparten la historia, es Tim "Nemesis" Lipovsek quien acapara una mayor porción de ella. Es en los momentos decisivos donde los verdaderos héroes aparecen, y el esloveno ha vuelto a demostrar que la etiqueta de prodigio se le queda incluso pequeña. 

Nemesis es, por ahora, el único que ha confirmado su salida hacia la LEC del próximo año (Fnatic), y, ocurra lo que ocurra con el resto de compañeros, lo cierto es que MAD Lions no volverá a jugar un partido con su plantilla actual. Y así se fraguó su última gesta.

 

Un duelo por el honor

Antes de rememorar lo ocurrido, cabe destacar que MAD Lions E.C. no ha tenido rival más digno este año que Vodafone Giants. En las dos finales en las que ambos equipos se han enfrentado (temporada de verano de Superliga Orange e Iberian Cup), los gigantes han saltado a la Grieta sin temor y han exigido el máximo nivel de los leones. De hecho, en la final de esta Iberian Cup, Giants tuvo muy cerca el quinto mapa, y en el inicio de la serie ya se pudo comprobar el gran nivel de club malagueño.

Giants comenzó la serie tremendamente enchufado, como comentamos, jugando con una cohesión que no se producía desde sus mejores partidos en primavera. Iván "Razork" Martín, al cual habían echado de menos en anteriores ocasiones, revolucionó el early game. Y los gigantes no pisaron el freno. Con una rotación íntegra sobre la línea inferior, Giants se apuntó tres kills que dejaron a MAD Lions completamente desorientado. La partida terminaría de romperse a nivel moral con la baja que Antonio "Th3Antonio" Epinosa (Ornn) consiguió contra Jorge "Werlyb" Casanovas (Jax) en el uno contra uno. Apenas llevábamos diez minutos de serie y el Orange Stadium, con más de 1.700 localidades ocupadas, ya era un auténtico hervidero. Cinco minutos después, la ventaja de Giants ya superaba los 7k de oro, y si la partida de Razork estaba siendo soberbia, la de Antonio fue una auténtica clase maestra. El barcelonés finalizó con un marcador personal de 7/0/6 y fue el jugador de su equipo con más participación en kills en apenas 22 minutos de primer mapa.

La rabia brotó en los ojos de MAD Lions, que no querían caer derrotados en su último partido juntos. Aunque en la misma tesitura se encontraba Vodafone Giants, que, según confirmó su entrenador Aliaksei "SharkZ​" Taranda, esta sería también su última batalla con la plantilla actual. Sin duda, nos encontrábamos ante un duelo por el honor.

Y Nemesis fue el protector de los leones. Con una arriesgada elección de Yasuo, la segunda partida prometía emociones fuertes.  El mapa comenzó de nuevo con la proactividad imperiosa de Th3Antonio. Afortunadamente para MAD Lions, Oskar "SelfMade" Boderek (Taliyah), con un Muro de la tejedora providencial, rescató a su equipo. A partir de ese momento, Nemesis se convirtió en el rey de la partida y no mostró piedad. Giants se quedó sin combustible. Giants recibió de su propia medicina. La serie comenzaba de cero.

Ambos equipos comenzaron más titubeantes el tercer mapa, aunque MAD Lions siempre se mantuvo ligeramente por delante. Selfmade y Werlyb sacaron provecho del emparejamiento favorable que habían obtenido en la línea superior contra Th3Antonio, mientras que Giants trató de responder con el Vel'koz de Michael "Roison" Dubiel. Cuando el mid laner polaco obtuvo sus ítems necesarios, a MAD Lions le costó incrementar su ventaja. Giants se creció con el paso de los minutos, y esta motivación se convirtió en desenfreno. Los gigantes no supieron ejecutar bien el Nashor, y sus cinco integrantes cayeron, bufo en mano eso sí, tras un destello individual de Juš "Crownshot" Marušič. Hablando de destellos, Nemesis sentenció la partida al denegar la iniciación de Petr "Denyk" Haramach (Rakan) en el momento preciso. Werlyb aprovechó la jugada de su compañero para triturar a los gigantes, y es que el Urgot del granadino fue insano esta partida. 

 

Nemesis se viste de héroe por última vez

MAD Lions se colocaba a solo un mapa de su tercer título nacional, y la tensión se podía palpar sobre el escenario. Pero Giants no se amedrentó. Buscando sorprender a sus rivales, Denyk escogió a Fiddlesticks, con el cual realizaría un flanqueo exquisito que aprovecharía su equipo para optimizar el Heraldo. MAD Lions se vio en la obligación de defender la primera torreta, y esa decisión les condenó. Además, Razork se había colocado muy por delante de un Selfmade que había priorizado los ganks por encima del farmeo. El polaco no se sintió cómodo en ningún momento, ya que los gigantes invadían continuamente su jungla. Mattew "Deadly" Smith, sensacional con Lucian, era el miembro más amenazador de Giants.

Pero Nemesis, una vez más, mantuvo a MAD Lions a flote cuando más intimidaba Vodafone Giants. Su Kassadin era una bomba de relojería: a cada segundo más peligrosa. Los gigantes, pese a su notable ventaja, eran conscientes de que jugaban con el tiempo en su contra y no lograban cerrar la partida. Así se produjo el éxtasis de los leones: con su base desnuda, Nemesis consumó su despedida más especial: con una Pentakill que coronaría a MAD Lions E.C. como campeón absoluto de 2018, cerrando un capítulo histórico en su segundo año como organización. El esloveno levantaría su último título con la elástica de los leones, además de recibir el galardón como MVP de la final. La historia se escribió por sí sola.